Rutina

Publicado: 15 noviembre, 2010 en Sin categoría

Muy pocas veces las personas logran escapar de la rutina, me considero una persona que de vez en cuando trata de hacerlo, romper con mis propios esquemas, me agrada de cierta manera, si es que no logran desequilibrar la paz que tanto me gusta contemplar en la soledad de mi cuarto. Pienso que la rutina es algo degenerativo, algo que te absorbe y que no te deja ver más allá de tus narices, te acostumbras a llevar un ritmo de vida tan fatuo que algunas veces te escabulles en la mentira de decir que eres feliz cuando no lo eres.

yo

Rompiendo la rutina con mi triciclo

El sistema estructural en el que vivimos nos hace seres humanos tan predecibles que muy pocos se sientan a sacarse el antifaz del rostro, como una vez leí en el primer bets seller de ASIMOV: “fundación”, donde los seres humanos se hacen tan manejables y volubles, condicionados a un sistema en decadencia, que se puede preveer que es lo que pasará en el futuro, manejando tan sólo las matemáticas, la historia y la psicología.

Desde que leí a COEHLO me siento cada vez más identificado con su forma de ver la vida, y el destino – que a decir verdad siempre considere utopico, creyendo que el único que lo podía manejar era yo, soy consecuencia de mis propios actos – pero a decir verdad, en el alquimista, se esboza una manera única que me parece fascinante, como es seguir las “señales” despertar del letargo de hacer siempre lo mismo y comenzar a mirar las señales que nos da la vida, seguirlas y a partir de ellas encontrar la felicidad, algo tal vez para algunor ridiculo, sin embargo comenzé a creer en esa posibilidad a partir de mis propias experiencias, cada vez que me sucede algo malo o no tomo la decision adecuada siempre pienso en que es una señal y que la desicion que tomé tiene que ver con la ideología descabellada de coehlo. Al final siempre termina en algo positivo para mi.

Lo que quiero dar a entender en este post es que para romper la rutina necesitamos de las señales, no renegar de ellas si es que al parecer nos sale mal, simplemente pensar en que hubiera pasado si es que tomaba otra decisión, por ejemplo el día que tome un carro equivocado y me salí por otra ruta a casa de mi amiga, luego tuve que esperar casi una hora para que pasara otro, pero siempre pensaba quizás si hubiera tomado desde un primer momento el carro de siempre hubiera llegado muerto o hubiera ocurrido algún accidente, tan sólo seguí una señal y ahora estoy vivo, – sé que suena un poco fatalista, pero en fin es lo que pienso- hay que verle las cosas bonitas a la vida y aprender y sacar lección de ella.

Hasta el próximo post.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s